martes, 23 de octubre de 2018

Cees Nooteboom: Tumbas de poetas y pensadores. Siruela, 2017.

B NOOTEBOOM.jpg

Monumento literario a la vez que funerario en honor a los escritores y pensadores que admira el autor. Se trata de un viaje literario a la obra de los autores desaparecidos y a sus tumbas. La esposa de Nooteboom, Simone Sassen, ilustra la obra con fotografías en blanco y negro. Esta peregrinación literaria por todo el mundo, estas visitas a los sepulcros de los inmortales, están llenas de lirismo y trascendencia en diálogo con los escritores difuntos. El contraste de la presencia de la tumba y la obra en contraposición con la ausencia de la persona tiene de telón de fondo el murmullo silencioso de los cementerios, la contemplación intimista y personal ante la belleza de la literatura y la nostalgia de la muerte. Las tumbas de los inmortales y la inmortalidad de la obra escrita: Balzac, Baudelaire, Borges, Brecht, Italo Calvino, Cortázar, Dante, Duchamp, Eliot, Flaubert, Schiller, Goethe, Graves, Humbboldt, Ionesco, Joyce, Kafka, Lawrence, Leopardi, Machado, Mann, Neruda, Proust, Simone de Beauvoir, Sehelley, Spinoza, Virgili, Wilde, Woolf... hasta 82 sepulturas de grandes personajes de las letras.