domingo, 16 de diciembre de 2018

VIÑES MASIP, Gonzalo (1883-1936)

VIÑES MASIP, Gonzalo (1883-1936)

Mossén Gonzalo Viñes nació en nuestra ciudad en 1883. Estudió el bachillerato en el Colegio Setabense, donde años más tarde será profesor. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de València, ordenándose sacerdote en 1906. Su labor religiosa y pastoral la realizó íntegramente en la Seo, donde ejerció los cargos de coadjutor, beneficiado y canónigo con cargo de archivero, y a través de una activa acción social, organizando y presidiendo diversas asociaciones católicas.

Persona de gran formación e inquietudes, perteneció a diversas instituciones de carácter científico y cultural, de entre las cuales debemos destacar: la Sociedad Aragonesa de Ciencias Naturales, el Centro de Cultura Valenciana o el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación de València. En 1917 fue nombrado cronista oficial de la ciudad. Participó en la creación de nuestro Museo Municipal (aportó el ara romana con inscripción latina del obispo visigodo Atanasio, encontrada en las excavaciones de Sant Feliu, y el retablo del Salvador, procedente de la ermita gótica de las Santas. También, gracias a su intervención fue trasladada la cruz gótica del camino de València al Museo).

Tuvo gran interés por la arqueología y participó en las excavaciones de La Bastida de les Alcuses (Moixent), la Cova del Parpalló (Gandia) y la Cova Negra (campañas de 1923 y 1933), entre otras. Fruto de esta actividad fue su relación con arqueólogos y eruditos de la talla de Fletcher, Ballester, Breuil, Pericot, el marqués de Lozoya, etc.

Publicó tres libros: Hidrografía setabense, La patrona de Játiva y Datos sobre las excavaciones de Cova Negra. Fue director del semanario católico El Obrero Setabense, escribiendo desde él numerosos artículos de arqueología, de historia y poesías de una factura muy elegante (ganó los Juegos Florales de la Feria de 1934 con la obra El poema de la terreta). Desde las páginas del semanario se difundieron también actos en favor del Estatuto de Autonomía o noticias sobre la aprobación de las Normas de Castelló, que fundamentaron la unidad de la lengua catalana.

Publicó también la transcripción de documentos de los archivos municipales y colegial, siendo él quien localizó la partida de bautismo de José Ribera.

Iniciada la Guerra Civil Española, y tomado el gobierno de la ciudad por un Comité Revolucionario, Gonzalo Viñes fue presionado para renegar del sacerdocio, hecho que rehusó, y fue obligado a trabajar para éste.

El día 10 de diciembre de 1936, cerca del molino de Vallés, fue asesinado por un grupo radical incontrolado este religioso inquieto de tan gran erudición, defensor de un regionalismo moderado, del mundo rural, amante de las tradiciones y de su lengua materna.

Fue beatificado por el papa Juan Pablo II el 11 de marzo de 2001 en la plaza de San Pedro del Vaticano.