miércoles, 26 de febrero de 2020

1.4 El clima

Está definido por las estadísticas, a largo plazo, de parámetros como presión, temperaturas, humedad, viento, precipitaciones...

TEMPERATURAS
Los datos se han obtenido a partir de la base de datos del Instituto Nacional de Meteorología, en las estaciones próximas a la ciudad de Xàtiva (estación de Xàtiva, estación del Realenc, estación de Coaxa y estación de Ontinyent). Los valores obtenidos se han distribuido en un año hipotético a partir de las observaciones obtenidas en un período de 30 años (1956-1986).

Tabla de temperaturasTabla de temperaturas

PRECIPITACIONES
Son, además de la temperatura, el factor ecológico más importante que condiciona la distribución, riqueza y diversidad biológicas. No solo es conveniente conocer la cantidad total de precipitaciones en un año, sino también cómo se distribuye esta lluvia a lo largo del mismo. Los datos expresan las medias mensuales de precipitación recogidas en un período de 30 años.

Fácilmente se puede apreciar cómo el régimen de precipitaciones se define por su irregularidad y escasez. A lo largo del año se producen dos extremos de máxima precipitación: uno en otoño y otro invernal, produciéndose a veces un pico primaveral. Esta abundancia de precipitaciones en algunos días de estos meses va seguida de un período de estiaje extremado, con precipitaciones escasas o nulas. Lo mismo sucede el mes de julio.

Conviene resaltar que la escasez de precipitaciones durante largos períodos de tiempo redunda negativamente en el descenso de los recursos de aguas subterráneas disponibles. El nivel de estas aguas depende directamente, al menos en nuestra zona, de la cantidad de precipitaciones retenidas por el suelo y la cobertura vegetal. La escasez de precipitaciones de unos años quedaría compensada por la abundancia de otros. Pero son dos hechos fundamentales los que agravan y condicionan la carestía de agua disponible:
1. La escasa cobertura vegetal de la cuenca y de la Serra Grossa, con el consecuente aumento de la escorrentía superficial.
2. La sobreexplotación de los acuíferos como consecuencia de la escasez de agua y asimismo de las transformaciones agrícolas irracionales y aterrazamientos de las vertientes de las montañas.

Gráfica de precipitacionesGráfica de precipitaciones

CLASIFICACIÓN CLIMÁTICA
Tanto de la clasificación del índice termopluviométrico de Dantín-Revenga como de los obtenidos del índice de Emberger se puede deducir que nos encontramos en una zona semiárida.

El climodiagrama más empleado es el de Walter-Gaussen o diagrama ombrotérmico, donde se reflejan precipitaciones y temperaturas medias mensuales.

La precipitación media anual de la zona de Xàtiva es de 688,7 mm, por lo que, por las lluvias, queda enmarcada dentro del ombroclima subhúmedo. Muchas plantas son buenos indicadores bioclimáticos. Por ello, existe una clasificación en función de las comunidades vegetales existentes en las zonas y de su composición florística. En la región mediterránea se pueden reconocer los siguientes pisos bioclimáticos: termomediterráneo, mesomediterráneo, supramediterráneo, oromediterráneo y criomediterráneo.

Xàtiva, en cuanto a la temperatura, quedaría enmarcada dentro del piso termomediterráneo, cuyas características son: temperatura media anual 16º; temperatura media anual de las máximas del mes más frío 13º ; temperatura media de las mínimas del mes más frío 9º ; media de las mínimas absolutas del mes más frío -3 ; meses en que estadísticamente son posibles las heladas: febrero y diciembre.

La especie más característica del piso termomediterráneo es el Chamaerops humilis (palmito o margalló), lo cual confirma el carácter cálido del terreno donde se asienta.

Fuente: VERA CHÁFER, Josep y Joan PEDROLA MONFORT: "Estudi ecològic del riu Alboi. Bases per a la seua conservació", Papers de la Costera, 6 (1989), p. 9-19
El “Atlas Climático de la Comunidad Valenciana”, editado por la Conselleria de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Dirección General de Urbanismo (1994), incluye el término municipal de Xàtiva en el dominio climático denominado franja de transición. El Mapa Geocientífico, a su vez, califica el clima de la comarca de la Costera, en general, como mesomediterráneo, seco/subhúmedo.

Se trata pues de un clima que presenta características intermedias entre el propio de la llanura litoral septentrional, de temperaturas moderadas, oscilación térmica escasa, elevada humedad relativa en los meses de calor y un máximo de precipitaciones en otoño; y los de las comarcas interiores, de mayor sequedad, si bien este parámetro es muy variable a lo largo de la franja, y oscilaciones térmicas más amplias.

Así, en efecto, con respecto a la llanura litoral, se observa cierta tendencia al equilibrio en las precipitaciones estacionales, y un significativo aumento de la amplitud térmica, que, junto a factores específicos de carácter local, dan lugar, por ejemplo, a temperaturas máximas especialmente elevadas en la ciudad de Xàtiva durante los meses de verano.

El "Mapa de riesgo de daños por frío de las áreas citrícolas de la Comunidad Valenciana" (1989), editado por la Conselleria de Agricultura y Pesca, finalmente identifica hasta cuatro zonas de microclima diferenciado en el ámbito del término municipal. Según este documento pues habría que distinguir las siguientes grandes áreas en las que las variables de reconocimiento climático presentan caracteres de comportamiento singularizables, a saber:

Zona cálida media: área resguardada del frío con riesgo bajo de heladas, si bien éstas pueden producirse aunque dando lugar a daños en las cosechas que serán de poca consideración. Se localiza en el extremo norte del término municipal, al oeste de la carretera CC-3320 (Alzira) y en una estrecha franja situada entre los meandros del río Albaida y la carretera N-332 (Genovés), al sur del término municipal.

Zona Media Cálida: comprende aquellos lugares intermedios que suelen sufrir descensos termométricos inferiores a cero grados, aunque los daños que se producen no son demasiado graves. Se localiza entre el cauce del río Cányoles y una línea que al norte del casco urbano se identifica con la traza del ferrocarril de Valencia a La Encina y al sur de éste, con los pies de monte de la sierra de Vernissa.

Zona media fría: comprende áreas semejantes a las anteriores en las que, no obstante, la frecuencia con la que se presentan los fríos es mayor y mayores también los daños en las cosechas. Se localiza en una estrecha franja a ambos lados del cauce del Cànyoles, formando una lengua entre la traza del ferrocarril de Valencia a la Encina y el cauce del río Albaida, en la mitad norte del término municipal, y en el pie de monte de la Sierra Grossa en el extremo SO del mismo.

Zona Fría Media: zonas en las que siempre se producen situaciones de heladas con efectos graves sobre las cosechas, por no estar resguardadas de los vientos del Norte ni permitir su topografía la evacuación de aire frío en el caso de heladas de irradiación. Comprende lo que resta de término municipal al Norte del río Cányoles y al Oeste del río Albaida y la depresión de Bixquert, entre la sierras de Vernissa y del Castell y la Serra Grossa.

Fuente: PGOU, 2001