jueves, 19 de octubre de 2017

Antonio Orejudo: Los Cinco y yo. Tusquets, 2017.

N OREJUDO.jpg

En Los Cinco y yo, Antonio Orejudo identifica toda una generación de lectores, entre quienes el propio autor se incluye, que soñaban con formar parte de esa pandilla tan única y especial creada por Enid Blyton, comer pasteles de carne, beber zarzaparrilla y resolver un montón de casos. Pero pasan los años, crecemos, y todos los que nos criamos leyendo esas novelas, nos damos cuenta que la vida ha llegado a un punto en el cual, como dice el autor, “cuando tienes 50 te das cuenta de que te has equivocado en todo. Hay que ser muy ingenuo para no estar desengañado literaria, política y vitalmente”, y más teniendo en cuenta que formas parte de la generación que creció con la transición, “con una ingenua y conmovedora fe ciega en ti mismo”.
Esta es su quinta novela, y en ella encontramos que el autor mezcla con mucho humor vivencias propias junto con las vidas ficticias de los personajes de Los Cinco.